Proyecto de vida

Los últimos acontecimientos han puesto el foco sobre los menores de edad en Bizkaia. 1 de cada 7 menores sin familia (menas) que llega a España acaban bajo la tutela de la Diputación Foral. Sin embargo, muchos de estos jóvenes a los 18 años acaban durmiendo en la calle. El número ha aumentado, al menos, es lo que concluye el Ayuntamiento de Bilbao de la observación a pie de calle. “Los programas especializados como Mundutik Mundura o Hemen están saturados”, explica Gorka Moreno, director de Ikuspegi —Observatorio vasco de inmigración—.

La preocupación por conocer la población sin techo es una preocupación del consistorio. De hecho, en el pleno de enero aprobaron un estudio a Ikupesgi. 88 de las 155 personas que duermen en las calles de Bizkaia son extranjeras. “Cada vez hay menos autóctonos porque van muriendo y está llegando gente inmigrante, en los próximos muestreos podemos pensar que se sitúen en datos del 65%”, dice Moreno. A pesar de que la evolución de la colonia extranjera ha sido descendente en los últimos seis años, se prevé recuperar los datos de 2012.

El 51% de la población en riesgo de exclusión social grave es de origen magrebí, seguido de África (25%) o Europa (13%).

La población inmigrante se puede dividir en dos grupos: los que huyen de conflictos del este y la migración magrebí. Los primeros, utilizan Bilbao como zona de paso hacia otros países europeos. Los segundos, llegan a la capital vizcaína con la intención de quedarse y desarrollar su vida aquí. “Lo de los menas es un proyecto migratorio de manual”, comienza a puntualizar el director de Ikuspegi. “Vienen siendo menores para que cuando cumplan la mayoría d edad se pongan a trabajar. Es una entrada trasera, con 16 años están tutelados y tienen la protección de las administraciones públicas”.

La problemática de la migración no es un problema exclusivo de Bilbao, Bizkaia o Gobierno vaco. Es un problema que requiere una respuesta rápida y efectiva por parte de todas las administraciones públicas, incluida el estado. Porque mientras Bizkaia acoge a 1 de cada 7 menores, La Rioja solo acogió uno el año pasado. En junio habrá una radiografía completa con el informe de Ikuspegi.


N.E: Gracias a Gorka Moreno, director de Ikuspegi —Observatorio vasco de inmigración— por el tiempo y la entrevista para el desarrollo de este análisis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba